“Otros poderes” por Brad Flis

Los japoneses no están solos

nadie llega a caminar o comer solo

nadie llama la atención

excepto tú por quien anuncio

 

una piscina de necesidad combinada

que moja nuestros pantalones cuando pensamos

que los pantalones mismos son la principal amenaza

al restregarse sobre tantos adolescentes enojados

 

y aún así, este republicano de primera baila

en la mesa llena de plátanos

y no captó la idea sobre pensar

en pantalones. En la tienda de segunda

 

después de quitarme los pantalones en un vórtice de mierda

sí sentí la necesidad de donar un poco más

sí tuve un sueño sobre un invierno nuclear

sólo bromeo, te amo y quiero seguir intentando más cosas

*

los conservadores se deleitan en experiencias diurnas

después de dos años, se distancian

de nuestra cultura y discuten complejas

implicaciones del poder, tristemente

 

sin preparación, pero siento como que lo entiendo;

nos desquitamos cuando ellos se sienten más

vulnerables. Sólo son hombres.

La hija de Lauryn Hill, Selah

 

Marley, explicaba cómo hacía un poco sus

pininos en el canto, y leía y descansaba

y se tomaba más fotos a sí misma. Yo estaba

en el cuarto de hotel con mi papá cuando

 

nos sentamos a leer Teen Vogue.

En JapanTrendShop.com

vi dos llaveros de imitación de edamame

en un vórtice de violencia yihadista en una caja

 

que parecía no tener apertura.

*

En “Trato o no trato”, los contendientes

seleccionan uno de 26 casos que contienen diversas

cantidades de dinero, sólo que esta vez

era yo… la narrativa de enemigos

 

con escenas de violencia fantástica

y un método de entrenamiento innovador que te hace

hacer lo que yo quiera en un ambiente

saturado con tiendas de aplicaciones

 

y simuladores de baile. Mientras las olas crecientes

amenazan la forma de vida costera,

el yen creciente amenaza el comercio japonés

y empeora las condiciones existentes

 

justo cuando estoy por conocerte.

subí a mi cuenta una nueva foto de perfil de mi cabeza

en un vórtice de jamón sin cocinar

y luego no hice nada el resto del día

 

simplemente no pude.

*

arranqué un vasto encuentro

de la orilla de una ciudad elástica

a la que el gran recorrido le habló

del ciudadano dentro de mí

enchufado como audífonos a una tableta

 

vi una rampa de salida que ocasionó que me fijara

en una captura de pantalla de una serie de secuencias

impersonales de amor

 

tú sabes, cuando una persona dice: “te amo”

y luego tú dices: “yo también te amo”

y luego dicen: “yo te amo más”

y luego te desmayas, sofocado en el colectivo

donde un no-sentimiento te incluye ominosamente.

 

Después de eso, me convulsioné en un Oxxo

mientras iba de compras al revés para revelar

un comentario tan largo que estaba

dividido en tres mensaje separados

y le dieron “me gusta” los cárteles de drogas

y el presidente.

 

Brad Flis nació en Canadá, es autor del cuaderno Health Pack, así como de los libros Peasants (2009) y Strong Suits (2103). Fue profesor adjunto en la Universidad Estatal de Wayne en Detroit y actualmente estudia en la Universidad de California en San Diego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s