Música+Poesía

Texto publicado en la revista Picnic, año 12, 2016 (número especial sobre música en México, editado por Julián Woodside).

valo069

Cuando empecé a escribir Shuffle. Poesía sonora (2011) formaba parte de Devrayativa, colectivo en el que, sin proponérnoslo, compartimos nuestro interés por la música y sus letras. De esa experiencia nació también otra obra que le debe mucho al diálogo música+poesía: La radio en el pecho. Covers (2010) de Eduardo de Gortari. También eran “devras” Luis Arce, hoy reportero de Marvin, así como Yaxkin Melchy, Daniel Malpica, Eliud Delgado, Manuel Serrano e Iván Ortega-López, quienes han mostrado cierta influencia de la música en su obra.

No éramos un caso de generación espontánea. Había otros atraídos por este intersticio disciplinario, como los miembros de Motín Poeta; los slams de poesía comenzaban a popularizarse y el festival Poesía en Voz Alta atraía numerosas propuestas y audiencias. Nuestros gustos reflejaban la escena multidisciplinaria del ex-DF.

La relación música+poesía se ha vuelto más notoria. Algunas antologías literarias, como la Norton, incluyen letras de canciones de Morrisey, Mos Def o Bob Dylan. No hay nada innovador al hablar de música+poesía, siempre han conversado fértilmente. Sin embargo, cuando parece que ya nos quitamos los lastres de siglos pasados, no falta quien entiende la poesía como se le da la gana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s